Ejercicios de respiración abdominal: ¡descubre sus beneficios!

Para la mayoría de las personas, respirar es una función tan natural que lo hacemos de forma involuntaria sin ni siquiera pensar en ello. De hecho, una persona adulta respira una media de 20.000 veces al día sin darse cuenta, sin embargo la respiración es uno de los procesos más importantes para determinar nuestro nivel y calidad de vida. A pesar de esto, la mayoría de nosotros respiramos incorrectamente, utilizando aproximadamente el 30% de nuestra capacidad pulmonar. Como consecuencia, existen varios síntomas que no relacionamos con este problema: dolores de cabeza, ansiedad, cansancio, estrés, todo por una falta generalizada de oxígeno. La buena noticia es que podemos aprender a respirar bien. En el siguiente artículo de umCOMO, le daremos algunos consejos para aprender cómo es la respiración diafragmática, con ejercicios de respiración abdominal con el que podrás mejorar tu forma de respirar.

La respiración abdominal, a diferencia de la respiración torácica, se basa en un movimiento del diafragma, el músculo ubicado entre el vientre y la caja torácica. Cuando el diafragma desciende hacia el vientre, ayuda a aspirar aire hacia los pulmones, mientras que cuando sube lo expulsa.

Recibe el nombre de respiración diafragmática, aunque también se le llama respiración abdominal porque cuando este músculo desciende aplasta los órganos abdominales dando la sensación de que el abdomen se hincha.

Según los casos, hay personas que utilizan otros músculos para respirar: los del pecho, los hombros y el cuello. Cuando esto sucede, el esfuerzo y los malos resultados empeoran mucho la respiración. Si aprendemos a utilizar correctamente el diafragma podremos respirar mucho mejor, inhalando más aire y aportando a nuestro cuerpo todo el oxígeno que necesita.

Técnica de respiración abdominal

La técnica de respiración abdominal consta de 2 movimientos únicos: inhalación (cuando entra oxígeno) y exhalación (cuando sale dióxido de carbono). Desde pequeños, la gran mayoría utiliza este tipo de respiración, levantando el diafragma para atrapar aire y bajándolo para expulsarlo, de manera que los pulmones se inflen por completo y aumenten su capacidad.

A lo largo de los años, estrés y ansiedad hacen que abandonemos gradualmente el diafragma para respirar con el pecho, haciendo que nuestra respiración sea forzada e inadecuada. Los nervios y la ansiedad hacen respiremos superficial y rápidamentey, sumando también las malas posturas y tensiones musculares.

Ejercicios de respiración abdominal: ¡descubre sus beneficios!  - ¿Qué es la respiración abdominal?

Al regular la respiración, podemos aumentar la capacidad pulmonar, aumentando el oxígeno que reciben el cuerpo y las células cerebrales. Además, somos capaces de relajarnos, aliviar la ansiedad y deshacernos de esta sensación de tener un nudo en el estómago que provoca estrés. Respiración diafragmática tiene múltiples beneficios, como los siguientes:

  • Facilita la respiración.
  • Incrementa el flujo de oxígeno.
  • Relajación.
  • Activa el organismo y mejora la capacidad de ejercicio.
  • Aumenta la capacidad pulmonar.
  • Estimula la oxigenación de la sangre.
  • Alivia la ansiedad.
  • Mejora la circulación estimulando el corazón.
  • Ayuda a descongestionar el hígado.
  • Mejora el tránsito intestinal.
  • Masajea los órganos abdominales.

Dominar la respiración diafragmática requiere tiempo y dedicación, sin embargo es un ejercicio muy simple lo cual, practicado con regularidad, puede hacer que salga naturalmente con el tiempo:

  1. Acuéstese en el suelo o en la cama con una almohada en la cabeza, asegurándose de que toda la columna esté apoyada y tocando el suelo.
  2. Coloque una mano sobre su pecho, justo encima de su pecho.
  3. Coloque su otra mano sobre su abdomen, en el área sobre su estómago.
  4. Inhale suavemente por la nariz mientras cuenta hasta 2. Si lo hace correctamente, la mano en su abdomen debe estar levantada mientras que la mano en su pecho debe permanecer inmóvil.
  5. Exhala el aire por la boca, juntando los labios de modo que estén casi cerrados. Cuente hasta 4 mientras exhala y sienta cómo su estómago se hunde nuevamente.
  6. Inhalar contando hasta 2 y exhalar contando hasta 4 le ayudará a mantener su respiración uniforme y uniforme.
  7. Haz este ejercicio al menos 4 veces al día durante 5 o 10 minutos, aumentando el tiempo los minutos y el número de veces hasta que salgas automáticamente.
Ejercicios de respiración abdominal: ¡descubre sus beneficios!  - Ejercicios de respiración abdominal

Este artículo es meramente informativo, en umCOMO no podemos prescribir ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a ver a un médico si tienes algún tipo de condición o malestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *